Blogia
NOTICIAS LEON

CRECE PROTESTA DE VIEJITOS

NOTICIAS LEON / NACIONALES

Miriam López tiene 68 años, y desde hace cinco reclama por su pensión reducida ante el Instituto de Nicaragüense del Seguro Social, INSS. Ayer se unió a decenas de adultos mayores que reclamaron por tercer día consecutivo ante esa institución estatal por lo que consideran “un derecho ganado”.

Esta señora morena, alta, sosteniendo un pequeño bolso y una toalla se convirtió ayer en el símbolo de la lucha de unos 15,000 ancianos a nivel nacional, de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM.

Mientras la sede central del INSS permanecía cerrada por diversos retenes de la Policía Nacional, López logró, según ella con trucos, burlar los cercos policiales y gritar en repetidas ocasiones que no iban a desistir en su lucha.

Dice que trabajó como enfermera toda su juventud, y que fue precisamente la Revolución la que le enseñó a defender sus derechos. “Por eso ahora me sorprende que nos manden policías a querernos matar de hambre”, insistió.

La Policía Nacional impidió el ingreso de alimentos y de agua a los viejitos que se encuentran en la sede central del INSS.

Unos 100 señores que se encuentran dentro del INSS no tienen agua ni tampoco acceso a servicios sanitarios, según manifestaron los miembros de la UNAM.

Las calles para ingresar al edificio del INSS fueron bloqueadas por la Policía, mientras comenzaban a llegar decenas de ancianos, que la noche del martes abandonaron la protesta en las distintas delegaciones de Managua.

La Policía Nacional impidió el acceso de los medios de comunicación al edificio, donde permanecen por lo menos medio centenar de ancianos.

El presidente de la UNAM, Porfirio García, comentó que desde que empezaron la protesta han sido objeto de agresiones y de lesiones físicas tanto por la seguridad del INSS como por la Policía Nacional.

A las 10:00 a.m. los manifestantes lograron romper una valla policial y se acercaron más a la sede central del Seguro Social. Sin embargo, la Policía no permitió la entrega de víveres.

Los adultos mayores y un grupo de jóvenes acompañados por representantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, derribaron primero la cerca de hierro instalada a una cuadra al sur del edificio del INSS, y luego hicieron retroceder al cordón de policial para avanzar hacia el norte.

Para evitar que los manifestantes entregaran agua y alimentos a los adultos mayores, la Policía formó otro cordón y replegó a los que realizaban el plantón en horas de la tarde.

Los ancianos que se plantaron desde el lunes a las puertas del INSS Central, clamaban por agua alzando recipientes vacíos porque les cortaron el agua potable, según la UNAM, “como medida de presión para que abandonen el lugar”.

Los agentes de la Policía Nacional replegaron a empujones a los ancianos y a los jóvenes que buscaron llevarles víveres a los manifestantes, y volvieron a instalar la valla que había sido rota en la mañana.

Los agentes apresaron a varios jóvenes, uno de ellos menor de edad, mientras intentaban llevar agua y comida a los ancianos.

Los vecinos denunciaron que el oficial placa número 5966, arrestó a un menor de 15 años, identificado como Josué Mora López, quien habita a escasos metros del edificio del INSS.

Los otros detenidos fueron Luis Carlos Poveda, Carlos Monge, Esler Sobalvarro, Byron Rivas y Jairo Contreras. Aunque a algunos los soltaron minutos después, se desconoce el paradero de tres de estos jóvenes.

Algunos viejitos resultaron golpeados en el enfrentamiento, hubo un par de desmayados y algunos sufrieron ataques de ansiedad.

El jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, indicó que ellos tienen órdenes de no dejar entrar alimentos ni agua a los viejitos porque están ocupando ilegalmente una institución pública.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres